SOBRIA Y TRADICIONAL

San Pablo está ubicada a 7 kilómetros de la localidad de San Miguel del monte, sobre la ruta 215.

Un boulevard de plátanos, pinos y eucaliptos antecede al impactante casco de estilo art nouveau que se erige en las afueras de San Miguel del Monte, al sureste de la ciudad de Buenos Aires. En la cima de su agudo techo de tejas coloradas, una campana permanece inmóvil a pesar de que la brisa agita las hojas de las araucarias, las palmeras egipcias, el pindó, los tilos blancos y de tantos otros árboles, arbustos y enredaderas. Esta combinación de vegetales venidos de distintas latitudes habla del sello de Charles Thays, encargado de diseñar las cinco hectáreas de parque que rodean el casco de la estancia San Pablo.

Rosales añosos delinean el contorno irregular de la casa y guían hacia la puerta principal. Su estructura de madera y sus vidrios, protegidos por un minucioso trabajo de herrería, viajaron desde París para ser parte de esta residencia señorial que perteneció originalmente al general Díaz Vélez.

En esta propiedad de 357 hectáreas (repartidas entre chacras particulares y montes vírgenes), lo único que prevalece como testimonio de lo que fue la estancia es la estructura edilicia de la casa principal.

Una escalera de roble de estilo francés lleva a la primera planta, donde se encuentra un baño original y 4 habitaciones de lujo. Tres de ellas cuentan con baño privado, y el descanso tiene lugar en confortables camas king size. Equipadas con aire acondicionado frío/calor, las bajas temperaturas se compensan con la calidez de una caldera a leña.

Fuera del casco principal, las antiguas caballerizas y una antigua construcción se transformaron en otras nueve habitaciones, todas con acceso independiente al parque y baño privado.
A todos estos espacios, se suman una piscina elevada con solarium, una cancha de tenis de polvo de ladrillo y un spa con ducha escocesa, sauna, baño finlandés y sala de masajes. Y para los cultores del movimiento que se demuestra andando, están las áreas de monte virgen que piden ser recorridas a pie, en bicicleta o a caballo.

San Pablo es un logrado equilibrio entre los apacibles paisajes rurales de llanura infinita y los servicios propios de un hotel.


UBICACIÓN

 

CONSULTAR POR ESTA PROPIEDAD

Consultar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *